En defensa de las profesiones liberales. Los profesionales liberales NO somos comerciantes [PARTE I]. Por Óscar Humberto Gómez Gómez

¿Qué son las profesiones liberales?

Al definir la palabra “liberal”, la Real Academia Española de la Lengua en su Diccionario de la Lengua Española anota:

“Dícese tradicionalmente de las artes o profesiones que ante todo requieren el ejercicio del entendimiento”.

En otra parte, el Diccionario de la RAE habla de las “Artes Liberales”. Pues bien; no es a ellas a las que me refiero aquí, sino a las PROFESIONES LIBERALES.

Definiendo el mismo vocablo “liberal”, el Diccionario de Uso de María Moliner dice:

“Se aplica a ciertas profesiones que pueden ejercerse en libre competencia, o sea que no son retribuidas por el Estado sino por las personas que utilizan los servicios; por ejemplo, la medicina”.

LA PROFESIÓN DEL MÉDICO ES UNA PROFESIÓN LIBERAL

El Código de Comercio colombiano en su artículo 23 deja en claro lo siguiente:

“No son mercantiles: (…) 5o.) La prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales”.

Es decir, a quien ejerce una profesión liberal el Estado no le puede cobrar impuesto de industria y comercio, ni obligarlo a inscribirse en el registro mercantil de la Cámara de Comercio. A propósito, una anécdota: En el año 1998, la DIAN pretendió obligar a quien escribe estas líneas a inscribirse en el registro mercantil de la Cámara de Comercio de Bucaramanga so pena de que si no le presentaba a esa entidad oficial el correspondiente certificado de inscripción no dictaría la resolución aprobatoria de mis facturas; como me negué rotundamente a hacerlo, dos inspectores se presentaron en mi oficina de abogado el 24 de febrero de ese año y me pidieron que les exhibiera el facturero; yo se lo exhibí y como no constaba en él la resolución aprobatoria de la DIAN levantaron el informe respectivo y el 15 de enero de 1999, mediante resolución No. 0001 expedida por el Jefe de la División de Liquidación se me impuso la sanción de cierre de la oficina por el término de un día. Interpuesto el recurso de reposición contra dicho acto administrativo, la DIAN mediante la resolución No. 0001 de febrero 11 de 1999, confirmó la sanción. En consecuencia, el día 23 de marzo de 1999 la DIAN me cerró la oficina entre las 2:26 p.m. de ese día y las 2:26 p.m. del siguiente, esto es, del 24 de marzo de 1999, fijando en las puertas de acceso unos carteles en los cuales se anunciaba que el cierre era por “EVASIÓN”. Durante ese tiempo atendí, junto con mi personal, en los pasillos de la edificación. El 26 de julio del mismo año demandé a la Nación y aunque la sentencia de primera instancia, proferida por el Juzgado 2o Administrativo del Circuito de Bucaramanga denegó mis pretensiones, el Tribunal Administrativo de Santander, en segunda instancia, mediante sentencia del 15 de julio de 2010, revocó el fallo anterior, anuló las dos resoluciones administrativas y condenó a la DIAN a indemnizarme por el daño moral que me había causado el cierre de mi oficina.

Recientemente, alcaldías como la de Bogotá, Bucaramanga y Floridablanca han insistido, con inaudita tozudez, en obligar a los profesionales liberales a inscribirse como contribuyentes del impuesto de industria y comercio, previa su inscripción en el registro mercantil de la Cámara de Comercio, para cuyo efecto han expedido acuerdos y decretos palmariamente ilegales.

LA ABOGACÍA ES UNA PROFESIÓN LIBERAL

El decreto 3050 de 1997 en su artículo 25 establece que

“Para efectos de la exclusión de que trata el artículo 44 de la Ley 383 de 1997, se entiende por profesión liberal, toda actividad en la cual predomina el ejercicio del intelecto, reconocida por el Estado y para cuyo ejercicio se requiere la habilitación a través de un título académico”.

El Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso-Administrativo. Sección Primera, con ponencia del Dr. Libardo Rodríguez Rodríguez, señaló:

“A pesar de que ni el Código Civil ni el Código de Comercio definen lo que debe entenderse por “profesiones liberales”, del Diccionario de la Real Academia de la Lengua, confrontando los conceptos de “profesión” y de “arte liberal” y de acuerdo con la concepción tradicional que se ha tenido de aquel concepto, puede afirmarse que son aquellas actividades en las cuales predomina el ejercicio del intelecto, que han sido reconocidas por el Estado y para cuyo ejercicio se requiere la habilitación a través de un título académico.
De tal manera que para la Sala el objeto de la sociedad demandante, relacionado con las actividades propias de las ciencias contables y la asesoría empresarial, se ubica perfectamente dentro del concepto de “prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales”.
La referencia que hace el ordinal 14 del artículo 20 del Código de Comercio a “las demás (empresas) destinadas a la prestación de servicios”, no debe entenderse, como lo hace la Superintendencia de Sociedades, en el sentido de comprender absolutamente todas las empresas destinadas a la prestación de servicios, sino que deben lógicamente entenderse excluidos aquellos servicios que por otras normas son expresamente exceptuados de la naturaleza mercantil, como es el caso precisamente de “la prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales”, de acuerdo con el ordinal 5º del artículo 23 del Código de Comercio, salvo lógicamente, que el servicio inherente a la profesión liberal esté, a su vez, tipificado en otra de las actividades o empresas que el artículo 2º del Código de Comercio califica expresamente de mercantiles.
Para la Sala tampoco es cierto, como lo sostiene la superintendencia en la motivación de los actos acusados, que el carácter no mercantil de “la prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales” dependa de la forma de dicha prestación, de tal manera que si se presta a través de una empresa, como organización económica, o por medio de una sociedad, ello implique que adquiere el carácter comercial, ya que la norma excepcional contenida en el ordinal 5º del artículo 23 del Código de Comercio no hace ninguna distinción al respecto y, según un principio generalmente aceptado, si la ley no hace distinción, no le es permitido hacerla al intérprete”. (Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso-Administrativo. Sección Primera, Sentencia de mayo 16 de 1991, Expediente No. 1323. Magistrado Ponente: Dr.  Libardo Rodríguez Rodríguez).

LA CONTADURÍA PÚBLICA ES OTRA DE LAS PROFESIONES LIBERALES POR EXCELENCIA

Acerca de las responsabilidades tributarias de quienes ejercen las profesiones liberales, tenemos lo siguiente:

Impuesto a las ventas: quienes ejercen una profesión liberal individualmente están sometidos las obligaciones del régimen común o régimen simplificado según corresponda. Se aclara que para el caso de los profesionales que presten alguno de los servicios establecidos en el artículo 476 del Estatuto tributario nacional, por ser excluidos no pertenecerían a ningún régimen ni tendrán obligación alguna frente al impuesto de las ventas.

Impuesto de renta: quienes ejerzan una profesión liberal son responsables de este y serán declarantes en la medida en que los cobije alguna de las circunstancias establecidas en los artículos 592, 593 y/o 594-1 del Estatuto tributario.

El Dr. EDINSON PINO CASTILLO, abogado y contador público, escribe que “Una profesión liberal es aquel arte o labor que requiere de un título académico para ser adelantado por un ser humano, para lo cual debe disponer de su entendimiento, conocimiento y albedrío individual y por lo cual, recibirá alguna retribución. Una segunda conclusión complementaria de la primera es que una profesión liberal jamás será ejercida por una persona jurídica porque esta no recibe título académico. Se infiere que los títulos académicos los confiere u otorgan las entidades debidamente acreditadas para ello, en Colombia lo hacen las universidades reconocidas por el ICFES.

Adicionalmente, otra singularidad de las profesiones liberales surge de la inexistencia de una relación de dependencia (albedrío, autonomía individual) con el beneficiario del servicio, de modo que el profesional liberal tiene autonomía e independencia plena en la forma de prestar los servicios profesionales (horario, lugar, tiempo) porque lo hace por cuenta propia, por esta razón, sus servicios son remunerados mediante honorarios. Una tercer conclusión es que un asalariado, a pesar de ser profesional acreditado mediante título académico expedido por una universidad debidamente reconocida en Colombia por el ICFES, no está ejerciendo una profesión liberal, porque carece de autonomía, de albedrío libre, el asalariado o empleado sigue directrices que le fijan otras personas.

En cada caso concreto, el profesional liberal aplica sus conocimientos sin someterse a ninguna dirección y bajo su responsabilidad íntimamente ligada a la libertad profesional, la cual incluye elegir libremente la profesión y una vez obtenida la titulación adecuada, ejercerla libremente sin otros límites que los necesarios para garantizar la corrección, supervisión, fiscalización en su ejercicio, la protección del interés público y, en particular, de los consumidores de sus servicios profesionales.

El IVA grava las ventas de bienes y servicios, por ello el ejercicio de profesiones liberales está gravado con este tributo a no ser que califique específicamente como un servicio exento o excluido de este impuesto. El profesional independiente debe inscribirse –si su servicio resulta gravado- como responsable del régimen común o simplificado, dependiendo de los topes que sobrepase. Por ser catalogada como una actividad no mercantil o comercial, quien ejerce profesiones liberales no estaría obligado a llevar libros de contabilidad, pero, si la persona natural que ejerce la profesión liberal es responsable del IVA régimen común, está obligada a llevar libros de contabilidad.

Retención en la fuente. IVA: El profesional liberal que pertenezca al régimen común también será responsable frente a la retención en la fuente, por lo establecido en el artículo 437-1 del Estatuto tributario, en la medida en que debe asumir el Iva en las operaciones que realice con responsables del régimen simplificado, Iva que debe ser asumido mediante el mecanismo de retención en la fuente. Esta responsabilidad nació con la ley 1066 de julio de 2006, lo que ha llevado a que el régimen común se convierta en agente retenedor aun si cumplir los topes de que trata el artículo 368-2 del Estatuto tributario.

El impuesto de renta grava la obtención de renta, por ello en nuestro caso específico, el ejercicio de profesiones liberales está gravado con este tributo y se somete a la tabla de impuesto de renta definida para personas naturales. Si el profesional independiente no es declarante, las retenciones que le practiquen se convierten en su impuesto de renta.

Si el profesional independiente es declarante, puede manejar costos imputables a sus ingresos, debidamente soportados. El Estatuto Tributario nacional maneja presunciones de hecho respecto de sus costos y deducciones, presunciones que no afectan lo referente a soportes, todos los costos de los profesionales independientes deben estar debidamente soportados.

A manera de conclusión general, es dable decir que el ejercicio de profesiones liberales en Colombia solo lo practican personas naturales y está gravado con los impuestos de IVA y de renta pero no con el de Industria y Comercio (con algún cuestionamiento para Bogotá)”.

LA ARQUITECTURA ES OTRA PROFESIÓN TÍPICAMENTE LIBERAL

Y es que en Bogotá, el Decreto-Ley 1421 de 1993 en su artículo 154, numeral 4 dijo que “Se consideran actividades de servicios todas las tareas, labores o trabajos ejecutados por persona natural o jurídica o por sociedad de hecho, sin que medie relación laboral con quien los contrata, que genere contraprestación en dinero o en especie y que se concreten en la obligación de hacer, sin importar que en ellos predomine el factor material o intelectual”. Según esto, el ejercicio de profesiones liberales en Bogotá se entendería gravado con impuesto de industria y comercio.  El Dr. PINO CASTILLO cuestiona semejante conclusión con un argumento muy válido: Colombia es una república unitaria y Bogotá no es una rueda suelta dentro de ella.

LA ODONTOLOGÍA, PROFESIÓN LIBERAL POR EXCELENCIA

El tratadista argentino GUILLERMO CABANELLAS en su famoso Diccionario de Derecho Usual define la profesión liberal como “aquella que constituye el ejercicio de una de las carreras seguidas en centros universitarios o en altas escuelas especiales, por lo general de actividad y trabajo sólo intelectual, aun cuando no excluya operaciones manuales; como la del cirujano, y la de los arquitectos e ingenieros al trazar sus planos”.

Y prosigue CABANELLAS: “La no inclusión de la prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales como actos de comercio, entre otras razones, radica en que estas profesiones se caracterizan por su carácter intelectual superior, por lo tanto aquí lo importante no es la destreza manual, sino el intelecto, el cual es precedido de una preparación profesional que habilita al individuo para su ejercicio.  De igual forma radica, en que la profesión liberal le imprime un sello personalísimo a su ejercicio, siendo éste un fenómeno ajeno al comercio, y es ejercida por lo general de manera independiente”.

“Así las cosas, la prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales para que no constituyan actos de comercio, se deben prestar sin subordinación alguna, es decir, independiente, y con pago de honorarios por los servicios prestados”. [CASTRO CIFUENTES, Marcela. Actos de Comercio. Universidad de los Andes. 1991]

LA PSICOLOGÍA ES UNA DE LAS PROFESIONES LIBERALES MÁS RECIENTES

LAS PROFESIONES LIBERALES SE AGLUTINAN EN COLEGIOS Y ASOCIACIONES. EL COLEGIO COLOMBIANO DE PSICÓLOGOS, POR EJEMPLO, PROPUGNA POR LA DIGNIFICACIÓN DE ESA PROFESIÓN LIBERAL A LO LARGO Y ANCHO DEL PAÍS.

El Dr. DIEGO HERNÁN GUEVARA MADRID, Contador Público, advierte que “De acuerdo con el Código de Comercio y las doctrinas de la DIAN, los profesionales independientes no están obligados a llevar contabilidad ni siquiera cuando llegan a pertenecer al Régimen Común. Sin embargo, en el Artículo 87 del Estatuto Tributario se menciona el caso de dos tipos de profesionales a quienes sí les conviene llevar esa contabilidad aunque sea voluntariamente: arquitectos e ingenieros”.

LA DE LOS FISIOTERAPEUTAS, OTRA RECONOCIDA PROFESIÓN LIBERAL.

No todos los profesionales liberales, por supuesto, parecieran interesados en defender a las profesiones liberales y a quienes las ejercen.  Algunos, por el contrario, piden mano dura contra los profesionales.  Es el caso del abogado Néstor Humberto Martínez Neira, hijo del maestro Humberto Martínez Salcedo (y a quien evidentemente no le heredó su buen humor).  Al participar en un panel sobre el último proyecto de Reforma Tributaria presentado al Congreso por el Gobierno Nacional, dijo que había un recargo sobre los ingresos medios de los asalariados, que había sectores de los trabajadores y de la clase media que iban a terminar afectados por los impuestos sobre los salarios, y sostuvo que había sectores como el agro o las profesiones liberales que deberían tributar más. [CARACOL. HORA 20 | DICIEMBRE 11 DE 2012].

LA INGENIERÍA (CIVIL, MECÁNICA, ELÉCTRICA, ELECTRÓNICA, DE SISTEMAS, ETCÉTERA) ES OTRA PROFESIÓN LIBERAL

En el ordenamiento jurídico de España, el ejercicio de estas profesiones liberales se realiza previa afiliación en el correspondiente colegio profesional.  La colegiatura debe suponer una unión de los profesionales liberales para la defensa de sus derechos.  En la reciente y fracasada reforma a la justicia, el Estado colombiano pretendió establecer la colegiatura obligatoria de los abogados, pero no para ello, sino -todo lo contrario- para perseguirlos. Y dijo que mientras entraba a funcionar el colegio, la Procuraduría General de la Nación ejercería el poder disciplinario contra los abogados litigantes.  Nosotros nos opusimos férreamente a eso, con nuestro reiterado argumento de que los abogados litigantes NO son funcionarios del Estado, sino profesionales independientes, y planteamos nuestra también reiterada propuesta sobre la creación del Tribunal Nacional de Ética del Abogado y del Cliente y de sus correspondientes tribunales seccionales (al igual que ocurre con las demás profesiones liberales como la Medicina, la Odontología o la Psicología)..

LA ENFERMERA, PROFESIONAL LIBERAL QUE HA CURSADO UNA DE LAS LLAMADAS CARRERAS LARGAS (AL IGUAL QUE LO ES LA MEDICINA) Y HA RECIBIDO UNA SÓLIDA FORMACIÓN UNIVERSITARIA ACADÉMICA Y CIENTÍFICA.

En España, el ejercicio de las profesiones colegiadas se realiza en régimen de libre competencia y está sujeto, en cuanto a la oferta de servicios y fijación de su remuneración, a la Ley sobre Defensa de la Competencia y a la Ley sobre Competencia Desleal.

La Comisión Europea contempla como profesiones liberales las profesiones de abogado, notario, contable, arquitecto, ingeniero y farmacéutico.

Es, por supuesto, un derecho de quien ejerce una profesión liberal ganar dinero. Ni más faltaba. Acaso, se ha preguntado la opinión pública ¿cuánto cuesta la carrera universitaria de Medicina? ¿Cuánto tiene que invertir un padre de familia para que su hijo llegue a ser médico?  ¿Cuánto vale la carrera de Arquitectura? ¿Cuánto cuesta la de Odontología? ¿Por qué el Estado insiste, entonces, es convertir en proletarios a los profesionales liberales? ¿Por qué con la ley 100 de 1993 convirtió la salud en un negocio lucrativo para las EPS y condenó al cuerpo médico y odontológico a la rebusca del pan?

LLEGAR A EJERCER UNA PROFESIÓN LIBERAL SUPONE ADELANTAR LARGOS Y COSTOSOS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS.

Ahora bien; en cuanto a la retribución económica que el profesional liberal recibe por sus servicios, la misma se denomina HONORARIOS.

¿Qué son los HONORARIOS? ¿Por qué se llaman así?

[CONTINUARÁ]

NOTA DEL PORTAL: Por petición de algunos amigos, aquí está el enlace de la entrada donde este tema continúa:

http://www.oscarhumbertogomez.com/?p=10526

Esta entrada fue publicada en Derecho. Guarda el enlace permanente.

33 respuestas a En defensa de las profesiones liberales. Los profesionales liberales NO somos comerciantes [PARTE I]. Por Óscar Humberto Gómez Gómez

  1. Patricia Valencia dijo:

    Buenos días. Mi consulta se basa en que una clínica veterinaria que presta solo servicios profesionales debe pagar industria y comercio.
    Muchas gracias.

  2. Silvia Hincapié dijo:

    He leído con detenimiento tu trabajo sobre las Profesiones Liberales.

    Si una persona Médico Veterinario, trabaja en una clínica en la cual se ofrece atención 24 horas, en el contrato dice que debe respetar un horario, consta que tiene una subordinación y se le paga salario, pierde el carácter de profesión liberal, verdad????

    Muchas gracias, Abog, Venezuela Silvia Hincapie

    • Santander en la Red www.santanderenlared.com dijo:

      Sí, doctora; lo que caracteriza al profesional liberal como tal es el ejercicio LIBRE de su profesión. Yo, por ejemplo, tengo mi oficina profesional, mis clientes no son patronos míos y lo que me gano son honorarios; si yo me empleara como juez, ya no sería un profesional liberal, es decir, ya no estaría ejerciendo una profesión liberal. Cordial saludo.

  3. MARIA dijo:

    Primeramente muchas gracias por tan valiosa información. Soy Nutricionista dietista, deseo poner un consultorio particular, en seccional de salud me dicen que puedo habilitarme como profesional independiente, sin embargo si es así puedo poner un nombre a mi consultorio o ya seria una empresa y debo inscribirla en cámara de comercio? Es mas fácil habilitarse como independiente, son menos tramites… Sería posible ser independiente pero poner un nombre a mi consultorio?. GRACIAS.

    • Sara Valentina Cano dijo:

      Mucho cuidado, porque ya deben estipular si son empleados, esto implica una base impositiva tan alta que es mas conveniente ser empresa que ejercer una profesión liberal, debido a que si es catalogada como empleada por ejercer sus servicios de forma personal no se puede descontar los costos de la oficina si sus ingresos empiezan a aumentar y le toca declarar por el IMAN. por ahora cuando esta empezando no hay mayor problema, el problema es cuando empieza a tener ingresos representativos donde el impuesto es mayor por el imán que por la renta ordinaria. En cuanto al nombre, usted puede colocar un nombre comercial y necesariamente no tiene que formar la empresa, pero para el caso de los impuestos es mejor que se asesore para no tener sorpresas futuras.

  4. Álvaro Espitia dijo:

    Dr Gómez, primero que todo quiero felicitarlo por tan buena iniciativa en defensa de nuestras profesiones y quería preguntarle si me puede asesorar en un caso grave que tengo con el municipio de Floridablanca (que usted conoce bien), quien arbitrariamente me quiere inscribir de oficio como contribuyente de industria y comercio desde el año 2012 por una exógena que envío una empresa a la cual le hice un trabajo. Verá, soy ingeniero electricista de profesión y nunca me inscribí en tal municipio dado que es una profesión liberal. Ahora la oficina de industria y comercio esta ejerciendo contra mi persona una persecución sistemática y criminal que bien podría calificar de “terrorista”. Estoy dispuesto a llevar este caso hasta las últimas consecuencias, podríamos sentar un precedente en la jurisprudencia ya que los municipios se aprovechan de algún vacío jurídico para interpretar la norma a su conveniencia y amenazar cual grupo armado al margen de la ley a los ciudadanos de bien; esta práctica se tiene que acabar.

  5. Rigoberto Machado dijo:

    En referencia al Art. 87 E.T. que solo permite el descuento del 50% de los costos y deducciones a quien no factura la totalidad de los ingresos y registra libros contables.
    Considerando que en una obra pública se queda un bien como activo del Estado o municipio y los valores del presupuesto que los profesionales liberales de la construcción licitan se invierten en dicho bien 100% sin embargo esos valores y los del A.U.I no son deducibles y el profesional constructor debe pagar renta por valores que gastó en un activo estatal. Existe alguna sentencia o proceso Judicial a favor de profesionales constructores. Por que esa pérdida como se compensa? si con las retenciones realizadas tampoco compensa lo suficiente. ¿QUE ACCION LEGAL ASISTE EN ESE CASO?

  6. Julia Gómez dijo:

    Dr. Oscar Humberto:
    Lo felicito. Hoy me ha servido muchísimo todo lo que aquí he leído acerca de las profesiones liberales. De manera que seré una visitante continua.

  7. MAGDA DIAZ dijo:

    Dr. buenas tardes:

    Al cancelar la Cámara de Comercio de una persona que ejerce la profesión liberal, ¿también cesa la obligación de pagar el Impuesto de Industria y Comercio?

    Agradezco su ayuda.

  8. Maria Viveros dijo:

    Soy ingeniería civil con trabajadores mi cargo como persona natural cuento con rut, pero al querer afiliar a mis trabajadores a ARL POSITIVA me exigen que debo tener CAMARA DE COMERCIO, de lo contrario no me afilian a los trabajadores, porque según ellos las únicas personas naturales con nit, que pueden afiliar trabajadores al sistema es cuando los trabajadores son del servicio domestico pero no me dan mas explicación me remiten a que el sistema sofia de ellos dice que esta respuesta se fundamenta en el art. DECRETO-LEY 1295 DE 1994, QUE NO DICE NADA DE LA OBLIGATORIEDAD DE LA CAMARA DE COMERCIO, para las personas independientes que tienen personal a su cargo y que cumplimos con cuanto impuesto nos impone el gobierno santos.

  9. Lionel Ulloa dijo:

    Una pregunta: La profesión de Community Manager (con grado de certificación por la Universidad de Granada) ¿es considerada una profesión liberal?

    Quiero saber si estoy en lo correcto porque la única diferencia en mi certificado es que no hay mención de idoneidad en él; ¿esto me avala como profesional de social media o no?

  10. SOFIA BELLO dijo:

    Los ingenieros civiles, como personas naturales, están obligados a inscribirse en Cámara de Comercio.

  11. Mónica Moncayo Santacruz dijo:

    Buen día Doctor Oscar Humberto.
    Yo tengo un hermano que es ingeniero electricista y resulta que le expidieron una liquidación por no declarar desde los años 2.009, 2010. 2011 con un valor $ 15.391.000 y que con descuento le quedaría en 8.456.000. El ejerce una profesión liberal, los de la Alcaldía se toman la atribución de cobrar dicho impuesto porque según ellos está ejerciendo una servicio gravado y porque tenía registro mercantil en la cámara de comercio, sin tener local comercial, sino porque algunas entidades del Estado o particulares exigen que estén inscritos en la cámara de comercio, Yo le pido me dé luces para hacer la respectiva contestación a esta Alcaldía que trata de cometer dicho atropello.

    Mil gracias.

    • www.oscarhumbertogomez.com Santander en la Red dijo:

      Aunque el portal ha reiterado que NO absuelve consultas y que los interesados deben acudir a un abogado en el lugar de su domicilio, recordamos que el art. 13 del Código de Comercio dice lo siguiente:

      Para todos los efectos legales, se presume que una persona ejerce el comercio en los siguientes casos:

      1o.) Cuando se halle inscrita en el registro mercantil;

      (…)”.

      O sea, que si el ingeniero se encuentra inscrito en el registro mercantil de la Cámara de Comercio se presume que es comerciante.

      El que no tenga local comercial no quiere decir que un comerciante no lo sea.

      Ahora bien; esa es una presunción que admite prueba en contrario.

      El art. 23 – ordinal 5o. del Código de Comercio —ya lo hemos dicho— advierte que quien ejerce una profesión liberal NO es comerciante.

      Luego si él demuestra que se dedica exclusivamente a ejercer la ingeniería, como persona natural, sin conformar sociedad con nadie, estará demostrando que es comerciante y podría pedir que lo excluyan del registro mercantil o acudir a la acción de tutela, si la Cámara de Comercio se niega a hacerlo.

      Pero mientras esté inscrito como comerciante en el registro mercantil, la Alcaldía está actuando dentro de la ley al cobrarle el impuesto de industria y comercio, porque al inscribirse en la Cámara de Comercio él mismo se dio la calidad de comerciante.

  12. Berenice Ojeda dijo:

    Respetuoso saludo y ante todo felicitaciones por su excelente web site.

    Me surge una duda: Si una persona que ejerce una profesión liberal – por ejemplo, un Contador Público – decide abrir su oficina, colocar su nombre personal y adicional a esto colocar una sigla y una inscripción referente a esto, algo como “Asesorías contables y tributarias de… (xxxx)”, ¿por este motivo se entenderá comerciante?, ¿o da lugar para que funcionarios de la Superintendencia de Industria y Comercio, le visiten? ¿O debe inscribirse en Cámara de Comercio? Qué se recomienda? Muchas gracias por la aclaración.

    • www.oscarhumbertogomez.com Santander en la Red dijo:

      Volvemos a enfatizar que el portal NO resuelve consultas particulares; tan solo expone los temas en términos generales. En cuanto a la inquietud planteada, sin embargo, es claro que NO porque un contador público ofrezca sus servicios profesionales se convierte en comerciante, puesto que la Contaduría Pública es una profesión liberal y quien se limita a ejercer una profesión liberal NO está ejerciendo la actividad comercial.

  13. CARMEN ELENA OLAYA. dijo:

    Doctor Muchas gracias, por tan excelente documental.
    Quisiera pedirle su orientación, en el municipio de Neiva, me llego un requerimiento de la alcaldía a un Ingeniero civil (persona natural), por no pago del Impuesto de Industria y comercio por un contrato de obra civil que realizo con empresas publicas. La razón que sustenta la alcaldía, es que se debe pagar dicho impuesto por ser un servicio gravado. al cual les he respondido que el es un ingeniero (de profesión liberal), no es comerciante, no tiene establecimiento de comercio. Y que este impuesto se entiende cancelado vía retención que le practicaron (reteica), pero ellos continúan con el proceso sancionatorio. Que puedo hacer . Muchas gracias.

  14. Carlos González dijo:

    Hay algo que no me queda claro. Dado que el acuerdo 65 de 2002 reza:
    “Artículo 4. Régimen Simplificado del impuesto de industria y comercio. A partir del año gravable 2003 pertenecen al régimen simplificado los contribuyentes del impuesto de industria y comercio que cumplan con la totalidad de los requisitos para pertenecer al régimen simplificado en el impuesto a las Ventas.”

    Las profesiones liberales que el estatuto tributario define como NO responsables del impuesto de iva quedan sin régimen. Entonces esas profesiones liberales sin regimen en IVA, tendrían o no un régimen en ICA?

  15. www.oscarhumbertogomez.com Santander en la Red dijo:

    El portal, ante las múltiples manifestaciones que ha recibido acerca de la tozudez con la que algunas alcaldías insisten en inscribir como contribuyentes del impuesto de industria y comercio a profesionales liberales que, de manera personal e independiente, ejercen sus profesiones (médicos, odontólogos, etcétera), con el argumento de que se trata de personas que prestan “servicios“, y la prestación de “servicios” está gravada con dicho impuesto, les sugiere a todos los afectados buscar apoyo profesional jurídico de inmediato y ejercer, a través de sus apoderados, las acciones legales correspondientes.

    Es obvio que el médico, el abogado, el contador, el odontólogo y los demás profesionales liberales prestan “servicios“, como los prestan los mensajeros, los transportadores, los peluqueros, los sastres, los banqueros, las empresas de turismo, etcétera, pero eso no quiere decir que el Código de Comercio de Colombia haya dejado de regir o que pueda ser derogado por una alcaldía municipal. El Código de Comercio, al igual que los demás códigos de la nación, rigen en todo el territorio nacional, pues esta es una república unitaria y no un enjambre de repúblicas independientes en cada una de las cuales rigen códigos distintos. El país ya no soporta más irrespeto a la ley por parte de quienes, precisamente, deben cumplirla y dar ejemplo de acatamiento y estricta observancia.

    El portal reitera que NO atiende consultas particulares.

    http://www.oscarhumbertogomez.com Santander en la Red.

  16. LEONAR ERNESTO LUCERO dijo:

    Dr. Oscar, buenas noches; tengo un problema gravísimo con el municipio de Vista Hermosa Meta; soy odontólogo de profesión; en la actualidad trabajo en mi consultorio y el Departamento de Tesorería Municipal me está cobrando el impuesto de industria y comercio de tres años por un valor de 3 millones y algo con tasas moratorias altísimas y sanciones y amenazas de cobros coactivos; yo presenté recurso de reconsideración y a la fecha no me han dado respuesta; parece que lo pasaron a cobro coactivo; yo sustenté que soy exonerado por pertenecer al sistema general de salud y por ser profesional liberal; necesito su ayuda y su orientación en este caso; qué debo hacer y a quién debo acudir, ya que me amenazan de cerrar mi consultorio; gracias, Dr.

    • www.oscarhumbertogomez.com Santander en la Red dijo:

      Doctor Lucero: Usted tiene la razón; el odontólogo ejerce una profesión liberal y, por consiguiente, su trabajo no constituye actividad comercial, luego obviamente el municipio no le puede cobrar impuesto de industria y comercio. No conocemos cuál sea la estructura judicial en Vista Hermosa, si allá habrá juzgado administrativo del circuito, o a cuál circuito judicial administrativo pertenece, aunque suponemos que no hay juzgado administrativo y que pertenece al circuito de Villavicencio. Tampoco sabemos si en Vista Hermosa ejercen abogados especializados en Derecho Administrativo. En caso de que ello no ocurra, lo mejor sería que buscara asesoría en Villavicencio, ciudad donde, por ser la capital del departamento del Meta, existe Tribunal Administrativo, existen juzgados administrativos del circuito y ejercen abogados especialistas en Derecho Administrativo que lo pueden asesorar y ejercer las actuaciones judiciales pertinentes. Las universidades con facultad de Derecho ofrecen, además, el servicio de Consultorio Jurídico, donde se brinda asesoría gratuita a la comunidad. Entiendo que en Villavicencio la hay. Si no, tendría que acudir a una de Bogotá. Una vía a la que suele acudirse es a la acción de tutela. En su caso no es tan evidente su procedencia, pues existe la vía legal contencioso-administrativa para la defensa de sus derechos y cuando hay vía legal no procede la tutela. (Salvo -advierte la ley- que se le utilice como mecanismo transitorio). En cuanto a esta acción se refiere, en la Defensoría del Pueblo (Villavicencio) lo asesoran. Cordial saludo. Y suerte.

      • LEONAR ERNESTO LUCERO dijo:

        Doc, muchas gracias. La verdad, esta situación me tiene muy preocupado, porque tras de que la situación económica no está bien está tesorera me cobra este impuesto de manera ilegal. Doctor, abusando de su generosidad y ya que usted sabe más que yo, quisiera preguntar si el siguiente procedimiento que voy hacer está bien hecho: 1. Como no me han dado respuesta a mi solicitud de reconsideración del cobro, voy a pasar un derecho de petición solicitando respuesta y nuevamente sustentando mi tesis. 2. Pasar copias a la Procuraduría General de la Nación para que actúen. 3. Pedir ayuda en la Personería Municipal. Agradezco de antemano su enorme favor de orientarme ya que por desconocimiento en este municipio la ley se la están saltando como quieren en cuanto a este tema de impuesto se refiere. Yo no soy abogado ni me enseñaron nada, solo leo y me di cuenta de que estamos excluidos de este impuesto en dos sentidos: por ser miembro del sistema de salud y por ser una profesión liberal. Le agradecería enormemente si usted me colabora en el artículo de estas dos exclusiones. Gracias, doctor muchas gracias.

        • www.oscarhumbertogomez.com Santander en la Red dijo:

          Doctor Lucero: Una de las normas que soportan nuestra afirmación de que quienes ejercen las profesiones liberales no deben pagar impuesto de industria y comercio es el artículo 23 – numeral 5 del Código de Comercio, expresamente citado en la entrada. La otra normatividad a la que usted hace referencia es el Decreto 806 de 1998, fuente formal tomada por el Consejo de Estado en la sentencia por medio de la cual exoneró de dicho impuesto a la Clínica de la Mujer, de la ciudad de Bogotá.

          ACLARACIÓN: A fin de evitar malentendidos, principalmente con el ilustre gremio al que pertenecemos, nuestro portal aclara públicamente que este web site NO resuelve consultas particulares, las cuales deben ser elevadas a oficinas de abogados constituidas en los diferentes municipios del país. Muchas gracias.

          • LEONAR ERNESTO LUCERO dijo:

            Muchas gracias doc; este portal es de gran importancia para nuestro país; muchas gracias.

  17. Jorge Mantilla Ordóñez dijo:

    ¡¡¡AH DOCTOR OSCAR HUMBERTO, QUE PENA PASAR POR ALTO FELICITARLO POR ESTA LABOR EN DEFENSA DE LAS PROFESIONES LIBERALES!!!

  18. Jorge Mantilla Ordóñez dijo:

    Soy Contador Público y he creado junto con otros colegas una sociedad SAS con el objeto de prestar los servicios contables y asesorías tributarias y nos llegó un requerimiento de la Alcaldía de Bucaramanga, en donde nos obliga a presentar y pagar el impuesto de industria y comercio, según el concepto “…Código de Comercio no hace ninguna distinción al respecto y, según un principio generalmente aceptado, si la ley no hace distinción, no le es permitido hacerla al intérprete”. (Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso-Administrativo. Sección Primera, Sentencia de mayo 16 de 1991, Expediente No. 1323. Magistrado Ponente: Dr. Libardo Rodríguez Rodríguez)…” no estaríamos en la obligatoriedad del pago del impuesto de industria y comercio. por otra parte en Bogotá si incluyeron a las profesiones liberales en el impuesto de ind. y cio. con el pretexto de que Bogotá es “DISTRITO CAPITAL”, en ese orden de ideas ¿cómo se debe proceder, para ambos casos???

    • www.oscarhumbertogomez.com Santander en la Red dijo:

      Es obvio que si en UN profesional liberal hay CERO (0) comerciantes, en una SOCIEDAD de profesionales liberales hay también CERO (0) comerciantes, porque la suma de ceros no puede dar sino cero. Lamentablemente, en este país, donde se dictan normas, como en la canción de Piero, “Para mientras tanto“, pero ese “mientras tanto” termina volviéndose permanente, la ley dispuso hace algunos años que las sociedades CIVILES, aunque no dejan de ser CIVILES en su naturaleza, se sujetan a las disposiciones del Código de Comercio y a las normas que rigen a los comerciantes y, por consiguiente, sociedades CIVILES y sociedades MERCANTILES tienen el mismo régimen legal.

      La Corte Constitucional examinó la constitucionalidad de ese precepto y lo declaró EXEQUIBLE, es decir, ajustado a la Constitución. Sin embargo, un magistrado, el doctor José Gregorio Hernández Galindo, aclaró su voto en el sentido de que esa solución jurídica resultaba altamente inconveniente porque, en la práctica, se equiparaban sociedades de naturaleza totalmente distinta como lo son las civiles y las mercantiles. Él abogaba porque una reforma legislativa pusiera las cosas en orden y, como es lógico, las sociedades mercantiles siguieran regidas por el Código de Comercio y normas complementarias, y las sociedades civiles continuaran regidas por el Código Civil y normas complementarias. Sin embargo, en esas llevamos ya varios lustros y todavía no se vislumbra la tal reforma.

      En consecuencia, UN contador público es un profesional liberal y no estará sujeto al Código de Comercio ni a las normas que rigen la actividad de los comerciantes.

      Pero una SOCIEDAD de contadores públicos, aunque es una sociedad CIVIL, es decir, NO es una sociedad MERCANTIL, de todos modos está regida por el Código de Comercio y normas complementarias.

      Hay que precisar que la normatividad que dispuso lo que acabamos de explicar es POSTERIOR a la jurisprudencia del Consejo de Estado a la que hemos hecho referencia. El tema se nos quedó incompleto porque se suponía que habría una segunda entrada sobre el mismo, pero lamentablemente se nos ha pasado el escribirla y subirla al portal, cosa que haremos lo más pronto posible. Por ahora, anticipamos esta aclaración.

      Cordial saludo.

  19. Alejandro Mateus dijo:

    ¿Se pueden considerar como profesiones liberales a los títulos en educación superior de pregrado (técnicos y tecnológicos) diferentes de un título profesional? y si estas personas prestan dichos servicios, ¿son ejercidos por profesionales liberales?

  20. GERARDO MONCAYO S. dijo:

    Soy Ingeniero Electricista contratista independiente, y de la misma manera que lo comenta el Ingeniero Civil, la alcaldía de Pasto me envió un comunicado cobrando el impuesto de industria y comercio de los años 2008, 2009, 010, 2011 y 2012. Señores: por qué no hacemos un grupo y firmamos un documento y lo enviamos a la alcaldía rechazando de manera certera este cobro; de verdad esto es una arbitrariedad y seguro están pescando en río revuelto; seguramente necesitan que le costeemos las vacaciones al alcalde, que está en Miami.

  21. ALVARO JOSÉ SANTACRUZ dijo:

    Solicito orientación sobre la profesión liberal.
    En la alcaldia de Pasto nos están cobrando a los profesionales de la Ingeniería Civil con registro en la Cámara de Comercio, el impuesto de industria y comercio basado en los ingresos brutos desde el 2008 al 2012, pero están cobrando el retroactivo y realmente sale un valor altísimo. Dicen que no se cobraría al profesional liberal, pero a nosotros los contratistas de obras civiles con el Estado nos la aplican toda. ¿Es posible que al yo ser contratista de una escuela o de un alcantarillado contratado con el municipio o una entidad de servicios públicos tenga que pagar ese impuesto de industria y comercio? ¿después de haber pasado ya 5 años y sin que las utilidades de dichos contratos hayan sido buenas? Por favor, ayúdeme.

    ALVARO SANTACRUZ
    ING. CIVIL INDEPENDIENTE

  22. Sayonara Galindo Sierra dijo:

    Bueno, mi amigo del alma, desde ya te nombro el abogado de los que ejercemos las profesiones liberales en Colombia, que a todo lo largo y ancho de este país somos más que atropellados. ¡Qué barbaridad!
    Necesitamos un abogado honesto, inteligente e interesado, como tú, en redimir y dignificar este ejercicio profesional. Quedo atenta a la continuación de este trabajo.

    Ojalá aceptes mi nombramiento…Un abrazo

    • OscarHbto dijo:

      Querida Sayonara:

      Por un error imperdonable, habíamos olvidado incluir dentro de las profesiones liberales tu hermosa profesión de enfermera, misma que has desempeñado, con lujo de competencia, tanto de manera independiente -que es, propiamente, el ejercicio de una profesión liberal- como en el Hospital Universitario de Cartagena en el cargo de Enfermera Jefe. A propósito, en lo personal, guardo el recuerdo imperecedero de una Enfermera Jefe del hoy desaparecido Hospital San Juan de Dios de Bucaramanga, donde fui sometido a una intervención quirúrgica cuando apenas era un muchacho de 17 años de edad. Nunca he olvidado el brillo jovial de su mirada y el tranquilizante regalo mañanero de su sonrisa. Que donde quiera que esté, Dios derrame sobre ella una lluvia de bendiciones. Era la Dra. Lucila de Peña. Recuerdo su nombre, porque tuve la curiosidad de leerlo en su escarapela y me lo aprendí de memoria, por lo visto para siempre.

      Como puedes ver, ya corregimos la involuntaria omisión.

      Por supuesto que acepto tu honroso nombramiento. Aunque, de todos modos, es importante que los mismos profesionales liberales se pronuncien, por aquello de que “Una sola abeja no hace panal” y “Una sola golondrina no hace verano”. Será la unión la que nos dará la fuerza. En lo que concierne a la Abogacía, poco a poco iremos denunciando dónde están las fallas, proponiendo cuáles podrían ser las soluciones y presionando al Estado para que las adopte o solucione esas fallas en alguna otra forma, pero que lo haga. Es fundamental, sin embargo, que los médicos, los enfermeros, los ingenieros, los arquitectos, los contadores, los odontólogos, los psicólogos y los demás profesionales liberales hagan saber públicamente dónde están los vacíos y las irregularidades en lo que toca con sus propias profesiones, y formulen las correspondientes propuestas de solución, ya que ellos son quienes conocen sus profesiones por dentro y pueden hablar con propiedad acerca de ellas.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *