PUNO ARDILA AMAYA DISERTÓ EN LA ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTANDER ACERCA DE LA VIDA Y LA OBRA DEL MAESTRO JOSÉ A. MORALES.

JOSÉ A. MORALES, ILUSTRE COMPOSITOR SANTANDEREANO (SOCORRO, 1913 – BOGOTÁ, 1978).

En homenaje especial celebrado en la Casa de Bolívar, sede de la Academia de Historia de Santander, el pasado martes 21 de noviembre a partir de las 6:30 p.m., el distinguido comunicador social de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), cofundador y director de la agrupación musical Los Muchos, Director Cultural de la Universidad Industrial de Santander (UIS) y columnista de Vanguardia Liberal Puno Ardila Amaya llevó a cabo una importante disertación sobre la vida y la obra del maestro José A. Morales.

El expositor dio a conocer los resultados de la investigación que realizó acerca de los primeros años de la vida del excelso compositor santandereano y puso de presente su nacimiento en la hacienda San Roque, del Socorro, cuyas imágenes mostró a través del video-beam, manejado en esta oportunidad por el propio presidente de la Academia, don Miguel José Pinilla Gutiérrez. Allí, en aquel lugar, ubicado entre el casco urbano del Socorro y la vecina población de Palmas del Socorro, cerca del balneario de la quebrada La Honda, fue dado a luz por su señora madre, doña Dolores López, empleada de su padre, el reconocido abogado penalista y acaudalado hacendado socorrano Espíritu Santo Morales, propietario de aquel fundo, hombre casado con una dama de alcurnia y a quien, por lo tanto, no le convenía que trascendiera su relación extramatrimonial en la sociedad socorrana de entonces, misma que mucho menos podía ser reconocida por la Iglesia Católica.

HACIENDA SAN ROQUE, DONDE NACIÓ JOSÉ A. MORALES

HACIENDA SAN ROQUE, DONDE NACIÓ JOSE A. MORALES

HACIENDA SAN ROQUE, DONDE NACIÓ JOSÉ A. MORALES

Mi madre, doña Matilde Gómez Sánchez, de 92 años de edad, -quien estuvo presente en la conferencia y es oriunda del Socorro, y quien conoció a José A. Morales cuando este aún era un joven sastre y desconocido músico, pues frecuentaba su casa y era amigo de su señora madre, mi nona Adela Sánchez v. de Gómez- nos contó, durante el regreso a casa, que “allá en el pueblo todo el mundo sabía y decía que era hijo del doctor Espíritu Morales” (así, sin el “Santo”) y que a este ella lo conoció personalmente, lo mismo que a su esposa.

ESPÍRITU SANTO MORALES, PADRE DE JOSÉ A. MORALES.

SOCORRO, PUEBLO NATAL DEL COMPOSITOR COLOMBIANO JOSÉ A. MORALES.

El conferencista hizo un recuento sobre la infancia del connotado músico y mostró las imágenes de la diminuta casita donde vivió, ya en el casco urbano del Socorro, vivienda que -denunció- va a ser demolida por su actual propietario para construir “uno de esos edificios de cinco pisos de los que se está llenando el Socorro”.

CASITA DONDE VIVIÓ E INICIÓ SU VIDA COMO COMPOSITOR JOSÉ A. MORALES

Igualmente, recordó los orígenes de algunas de sus canciones.

Luego de la interesante exposición, el Secretario de la Academia, don Juvenal Fonseca Moreno, intervino para traer a colación dos memorables piezas producidas en 1978 por destacados personajes colombianos a propósito de la recién ocurrida muerte del sensible compositor. Una, escrita por el poeta antioqueño Jorge Robledo Ortiz; la otra, emergida de la pluma del humorista bumangués Humberto Martínez Salcedo.

Finalmente, vino la presentación del grupo Los Muchos, que interpretó varias de las canciones legadas al folclor de Colombia por el insigne artista desaparecido.

LOS MUCHOS, AGRUPACIÓN MUSICAL DIRIGIDA POR PUNO ARDILA AMAYA, PRIMERO A LA IZQUIERDA.

Como remate, todos los asistentes cantaron el inmortal vals Pueblito viejo.

¡Muchas gracias a Puno Ardila Amaya y a Los Muchos por este hermoso regalo cultural e histórico!

Y de nuevo, ¡Muchas gracias, maestro José A. Morales por el imperecedero legado que nos dejó a los hijos de esta tierra, que fue la suya!

Esta entrada fue publicada en Historia, Música. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *