LA HECHICERA. Por: El Último Guane.


Qué magia tenían tus ojos,

Que con tan solo mirarme,

Yo empezaba a perturbarme

Y me venían los sonrojos.

 

Qué encanto, tus labios rojos,

Que solo con susurrarme,

En ellos sentía extasiarme

Y adiós decían mis enojos.

 

Qué sortilegio, tu pelo,

Por qué me dejaba lelo

El imán de tu sonrisa;

 

Pregunto y solo esta brisa,

Siempre gélida y de prisa,

Me responde con su hielo.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA HECHICERA. Por: El Último Guane.

  1. Chévere,es un oasis en el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *