Historia

Se encuentra en preparación la 2a edición de nuestra obra Historia de Bucaramanga. A propósito de la primera edición de este libro, el actual Vicepresidente de la Academia de Historia de Santander y Miembro Correspondiente de la Academia Colombiana de Jurisprudencia, Dr. EDUARDO PILONIETA PINILLA, tuvo la deferencia de dedicar su columna habitual en Vanguardia Liberal a dicha publicación. Dando clic sobre el siguiente enlace, ustedes podrán leer aquella nota editorial:

http://www.vanguardia.com/archivo/54548-historia-de-bucaramanga

__________________

Queridos amigos:
Queridas amigas:

La sorpresa que por allá en el año 2006 me produjo el encontrar que las dos únicas biografías de Custodio García Rovira en Internet decían que nació en Cartagena, hizo que decidiera recopilar, a partir del año siguiente, la “Historia de Bucaramanga” y publicarla en un libro.  Para mí no tenía presentación alguna que hubiera tanta ignorancia sobre la vida de mi tierra natal y que, al igual que muchas personas con quienes hablaba sobre el tema, me limitara a criticar esa deplorable realidad, pero sin hacer nada al respecto.

En esta obra sintetizo el devenir histórico de la “Ciudad de los  parques” desde el lejano año de 1532, en el que las hambrientas tropas del conquistador alemán Ambrosio Alfínger pisaron esta desolada tierra y terminaron alimentándose con sus caracoles, hasta hoy, cuando Bucaramanga ingresa, con toda su problemática, en los albores del siglo XXI.

El libro comprende veintidós capítulos:

I. Bucaramanga indígena.

II. Descubrimiento de Bucaramanga.

III. Fundación de Bucaramanga.

IV. Origen del nombre de Bucaramanga.

V. Bucaramanga colonial.

VI. Bucaramanga en la Insurrección de los Comuneros.

VII. Otros hechos de la época colonial.

VIII. Bucaramanga en la época de la Independencia. Custodio García Rovira.

IX. Bucaramanga en la República.

X. Simón Bolívar en Bucaramanga.

XI. El nacimiento de Dámaso Zapata y el asesinato del padre Eloy Valenzuela.

XII. Bucaramanga en la centuria de los años 1800.

XIII. El proceso de la Culebra Pico de Oro.

XIV. Bucaramanga en los finales del siglo XIX.

XV. La reclamación de Alemania por “los sucesos de Bucaramanga”.

XVI. El tiempo de la quina y el devenir de Bucaramanga hasta el año de 1895.

XVII. La construcción del ferrocarril de Bucaramanga a Puerto Wilches.

XVIII. La Guerra de los Mil Días.

XIX. Reinicio de la lucha por traer el tren hasta Bucaramanga.

XX. Bucaramanga se adentra en el siglo XX.

XXI. Bucaramanga ingresa al siglo XXI.

XXII. Bucaramanga en el año 2009.

El capítulo más extenso es el correspondiente al desenvolvimiento de la urbe en el siglo XX, cuando pasa de ser apenas un pueblecito a convertirse poco a poco en la compleja, ruidosa y agitada capital que es hoy.  A lo largo de esos años nacerá la fábrica de cigarros El Buen Tono, se abrirá la primera iglesia protestante, pasará a ser corregimiento de Bucaramanga el Municipio de Tona, una mujer hablará por primera vez en público, se  creará el Departamento de Galán, los departamentos de Galán y Santander se disputarán la estatua del General Custodio García Rovira levantada en el parque que lleva su nombre, ante la oposición de la Iglesia Católica al entierro de algunas personas en suelo sagrado se fundará el Cementerio Universal, habrá consulado de varios países, entre ellos Alemania, España, Bélgica, Francia y Dinamarca, se fundarán colegios como La Merced y La Santísima Trinidad, se jugará por primera vez un partido de fútbol, se instalará la Cámara de Comercio, aterrizará el primer avión, se inaugurará  el Circo Teatro Garnica, nacerán y desaparecerán El DeberDiario del OrienteEl Liberal de Santander Diario de Bucaramanga, llegará la primera carta procedente de otro país, arribará la masonería, se fundará el Club Campestre, se instalará en el Teatro Garnica el cine parlante, se construirá el Acueducto Puyana, nacerá la emisora Radio Bucaramanga, nacerá la Fábrica de Galletas La Aurora, los jesuitas devolverán al Estado el Colegio San Pedro Claver y posteriormente lo reabrirán como colegio privado, nacerá la empresa Copetrán, abrirá sus puertas la firma J. Glottmann, estallará la violencia política en el Café Centenario y en seguida en sus calles debido al asesinato en Bogotá de Jorge Eliécer Gaitán, el barrio Arenales será bautizado como barrio Presidente Kennedy para terminar llamándose simplemente barrio Kennedy, el Llano de los Ordóñez pasará a ser el Aeropuerto Gómez Niño como homenaje a un piloto de guerra desaparecido, más tarde el aeropuerto se convertirá en la Ciudadela Real de Minas, será recibido El Rey Pelé, habrá una tragedia mortal en el estadio de fútbol Alfonso López, llegará por vez primera un Papa y, en fin, un largo etcétera.

El decurso histórico de Bucaramanga que relata mi libro, y que culmina en nuestros días, se inicia, repito, en una fecha no determinada de los finales del año 1532, cuando las tropas a caballo del conquistador alemán Ambrosio Alfínger, presas del hambre, llegan a un paraje despoblado donde abundan los caracoles y proceden a alimentarse con esos moluscos, bautizando, además, el sitio con el nombre de Sabana de los Caracoles. Allí habrá de existir durante largo tiempo la llamada Laguna de San Mateo.  Es, nada menos, que el sitio donde actualmente se levanta la Plaza de Mercado Central. Y es que con el paso del tiempo, será a este lugar a donde se trasladará el mercado semanal de la Plaza García Rovira, mercado que allí se celebrará cuando todavía no se hayan sembrado sus actuales palmeras ni se haya construido el parque.

Por ese devenir pasarán muchas cosas: el timbre del primer teléfono, la llegada del primer automóvil, la apertura de la primera librería, la llegada del primer médico, el arribo del primer abogado, la primera caja de fósforos, los primeros circos, la paulatina fundación de los barrios, los primeros acueductos naturales, la llegada de la luz eléctrica, la construcción de sus avenidas y bulevares, la inauguración de sus grandes centros comerciales y todo el curso histórico que fue recorriendo la ciudad hasta su inmersión definitiva en las turbulencias de la modernidad.

El último hecho que alcanza a registrar mi libro es la muerte de la controvertida politóloga, historiadora, periodista y escritora bumanguesa Silvia Galvis, el domingo 20 de septiembre de 2009.  Incluyo, además, una semblanza de lo que es la Bucaramanga de hoy, cuando esta tierra recorre los albores del siglo XXI.

Como dato anecdótico final, mi hijo mayor, Ing. Óscar Fernando Gómez, me sorprendió al ser él quien espontáneamente se apersonó de la tarea de subir al portal de Wikipedia la biografía del general Custodio García Rovira corrigiendo así el gazapo que desencadenó la decisión de escribir y publicar este libro.

Ficha técnica de la primera edición: GÓMEZ GÓMEZ, Óscar Humberto. HISTORIA DE BUCARAMANGA. 1a edición. [SIC] Editorial. Casa Editora Los Hermanos Gómez. Bucaramanga. 2009. 735 páginas. Tapa dura. ISBN: 978-958-708-420-7. Hecho el depósito legal. Precio: $ 130.000.

Archivo de entradas