LAS MUJERES EN LA FILOSOFÍA. Capítulo II: ASPASIA DE MILETO. Por Óscar Humberto Gómez Gómez, Miembro de la Academia de Historia de Santander y del Colegio Nacional de Periodistas Seccional Santander.

ASPASIA DE MILETO // Anónimo // Museo Vaticano.

Empero, no es cierto lo que se afirma en casi todas las obras: que Hipatia de Alejandría fue la primera mujer filósofa.

Las mujeres filósofas anteriores a Hipatia son ignoradas por casi todos los que se refieren a la célebre filósofa egipcia.

Una de las razones para el  olvido radica, sin duda, en el hecho de que tan solo se les menciona, pero nadie se preocupó de dejar memoria de su pensamiento. Esto, unido a la inexistencia de obras o escritos por parte de ellas.

Por lo demás, ignorar a la mujer —en todos los campos, no solo en la Filosofía— era en aquellos tiempos, y en tiempos mucho más recientes (incluso en los actuales), una postura de profundo arraigo social, cultural y político.

Ello sucede con Aspasia de Mileto, quien fue maestra de Filosofía nada más ni nada menos que de Sócrates.

SÓCRATES, alumno de Filosofía de Aspasia de Mileto. Estatua de Leonidas Drosis. 1880. Academia de Atenas.

SÓCRATES Y ALCIBIADES EN LA CASA DE ASPASIA. Nicolás Andrés Monsiau. 1798.

Platón la menciona expresamente en su obra Menéxeno; Clemente de Alejandría, en Stromata; Suidas en Aspasia; Aristófanes en Los Arcanienses; y Ateneo en su Libro V.

Plutarco —de quien se dice que era más moralista que historiador— también la menciona en su Pericles, pero solo para lanzar en su contra el cargo de ser hetaira.

De acuerdo con el DRAE, “Hetaira” significaba “En la antigua Grecia, cortesana, a veces de elevada consideración social”.

Aunque, la verdad sea dicha, además de “cortesana”, es decir (a la luz del DRAE), de “Mujer que ejercía la prostitución, especialmente si lo hacía de manera elegante o distinguida” —o, de pronto, en vez de eso —puesto que es una de las acepciones de este vocablo— no es improbable que Aspasia de Mileto —maestra de retórica y más tarde esposa de Pericles, el del Siglo de Oro— haya sido, simple y llanamente, una “Mujer de costumbres libres”, en el mejor de los sentidos.

PERICLES // Anónimo // Museo Pío – Clementino. Roma.

La sindicación de que Aspasia de Mileto era una hetaira —a la cual se une la de que, igualmente, lo eran sus discípulas— se considera dentro de la historiografía moderna una consecuencia del espíritu machista de la época, incapaz de aceptar la existencia de mujeres pensantes, que condujo a mirar y comentar con menosprecio y en forma peyorativa el que se reunieran estas damas, no a platicar sobre tonterías, sino a filosofar.

Ello, unido a que era la esposa de un personaje político, obliga a tomar tales comentarios despectivos con desconfianza.

ASPASIA EN MEDIO DE LOS FILÓSOFOS DE GRECIA. Michel Corneille. 1672.

[CONTINUARÁ]

Esta entrada fue publicada en Filosofía, Historia, Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *