FANATISMO. Por: El Diablillo del Parnaso.

Hay suelto mucho loquito

Que gusta del precipicio,

De darse a fuete suplicio

Y ver que todo es maldito.

 

De oír sus cosas me agito,

Y hasta prefiero yo el vicio,

Porque me sacan de quicio

El santurrón y el refrito.

 

A Dios yo no lo desmiento

Pues su existencia la siento

En cada cosa que admiro,

 

Pero en la vida yo aspiro

A no toparme al vampiro

Que muerde ciencia y talento.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *