ORACIÓN. Por Óscar Humberto Gómez Gómez.

La sangre que circula en mis pulmones
testimonio es, Señor, de tu existencia,
y mi vista, y mi oído, y mi conciencia,
y el que pueda, sin sapiencia, hacer canciones.

Tú te encuentras en la magia de la vida,
en el milagro sin igual de la mañana,
y en el rojo atardecer de filigrana
que se pinta en la montaña azul y erguida.

No es que crea que existes, es que existes,
y tu presencia la percibo cuando vistes
con tus tintes y perfumes a las rosas.

Por eso, en la angustiosa encrucijada,
si vinieren las consejas o la espada,
mis ojos volveré yo hacia tus cosas.

Entonces, sentiré tu compañía
y sabré que me transmites tu alegría
¡con tus obras, Señor, maravillosas!

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ORACIÓN. Por Óscar Humberto Gómez Gómez.

  1. Jorge Hernando Gómez Gómez dijo:

    Excelente. La poesía no se puede acabar.

  2. Alejandra Gómez dijo:

    Es precioso.

  3. ILIANA BLACKBURN MORENO dijo:

    Hermosa poesía como hermoso es el paisaje; eso para mí no son sino dones del Espíritu Santo que nos regala con generosidad y sobre todo a almas que pueden interpretar, por su sensibilidad a través de la música, el arte y la poesía, el día día, y además logran trasmitir este regalo, no lo guardan para si; estos son los verdaderos frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *