EL EXILIADO (III). Por Óscar Humberto Gómez Gómez, Miembro Correspondiente de la Academia de Historia de Santander.

[En memoria de László Majthényi].

Hacia las 2:30 de la madrugada del jueves 3 de abril de 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, el Primer Ministro de Hungría, Conde Pál Teleki, se pegó un balazo en la cabeza luego de dejar explicado por escrito los motivos de su terrible decisión.

Conde PÁL TELEKI, Primer Ministro de Hungría.

CARTA DEJADA POR EL PRIMER MINISTRO DE HUNGRÍA PÁL TELEKI MINUTOS ANTES DE SUICIDARSE DE UN BALAZO EN LA MADRUGADA DEL 3 DE AGOSTO DE 1941.

El mismo día del entierro de su Primer Ministro, el Regente, Almirante Miklós Horthy, le designó reemplazo. Y el domingo 6, Alemania —con el visto bueno del Almirante Horthy— hizo aquello a lo que se había opuesto en vano el deprimido suicida: sus poderosos tanques entraron a Hungría.

Pero no entraban para quedarse. Conforme a lo convenido, las tropas de Adolfo Hitler pasaron a invadir Yugoslavia.

INVASIÓN ALEMANA A YUGOSLAVIA. LOS TANQUES DE HITLER EN LAS CALLES DE ZAGREB (Segunda Guerra Mundial. 1941).

Poco después, y luego de una inútil resistencia militar, este país quedaba en manos de los nazis y era desmembrado por completo para ser repartido, como botín de guerra, entre los vencedores, entendiéndose por tales a quienes habían apoyado la invasión.

El Estado húngaro apoyó la invasión al suelo yugoslavo, no solo permitiendo la penetración de los tanques nazis a su territorio, sino tomando parte —tardíamente— en la misma. Como recompensa, Hungría recibió en devolución territorios que había perdido atrás, especialmente con ocasión de la Primera Guerra Mundial, en la que —como miembro del Imperio Austro-Húngaro— formó parte de los derrotados.

Empero, pocos años después, el 19 de marzo de 1944, las tropas alemanas volverían a entrar a Hungría, pero ya no con el propósito anterior —pasar hacia otro país— sino para quedarse. Hitler ordenó la llamada “Operación Margarita” porque Alemania ya sospechaba de que Hungría estaba haciendo contactos con los aliados y temía que pudiese cambiar de bando. Esta ocupación se llevó a cabo sin enfrentamiento bélico alguno y sin que el Almirante Horthy dejara de ser el Regente.

OPERACIÓN MARGARITA. LOS TANQUES DE LA ALEMANIA NAZI INVADEN HUNGRÍA. [Segunda Guerra Mundial. 1944].

Tomada Hungría por los nazis, se desencadenaron dos consecuencias: una, la persecución nazi contra los judíos húngaros y su deportación (15 de mayo – 26 de julio); la otra, que los aliados dieron inicio a los bombardeos sobre Hungría (2 de abril).

DEPORTACIÓN DE JUDÍOS (Koszeg, Hungría. 1944).

BOMBARDERO CONSOLIDATED B-24 LIBERATOR, EL MÁS EMPLEADO POR LOS ALIADOS PARA SUS BOMBARDEOS ESTRATÉGICOS.

Sin embargo, las sospechas alemanas acerca de la dudosa lealtad del Almirante Horthy al Tercer Reich no eran descaminadas. El domingo 15 de octubre de 1944 se desencadenaron los hechos que condujeron a la agudización de la invasión de Hungría por los tanques alemanes en lo que se conoció como la “Operación Panzerfaust”, que además significó el golpe de Estado contra el Regente Horthy.

Ese día, el Almirante Horthy pronunció una alocución radial en que anunciaba el armisticio con la URSS y, con él, el sospechado cambio de bando.

En efecto, calculando mal la que él creía una inminente victoria de los aliados, el Regente Horthy decidió unírseles. Entonces, y dado que las tropas soviéticas ya se hallaban dentro de las fronteras patrias, quiso rendirse ante la URSS y dispuso que se firmara el correspondiente armisticio con los rusos, a pesar de que guardó hasta último momento la esperanza de poder hacerlo ante los ingleses y los norteamericanos.

EL REGENTE MIKLÓS HORTHY Y ADOLFO HITLER.

EL ALMIRANTE MIKLÓS HORTHY CAMINANDO JUNTO A ADOLFO HITLER. DESPUÉS, EL JEFE DE ESTADO HÚNGARO DECIDIÓ CAMBIAR DE BANDO Y PASARSE AL DE LOS ALIADOS.

Además de la rendición ante los soviéticos y de la firma del armisticio, el Almirante Horthy había hablado con el clandestino Frente Húngaro sobre un levantamiento popular generalizado contra los nazis. Pero todo estuvo tan mal organizado, que la mayor parte de la oficialidad húngara ni siquiera sabía que se había suscrito el armisticio. Además del armisticio, se había anunciado que se repartirían armas entre la población, especialmente dentro de la resistencia húngara y el pueblo trabajador socialista, para atacar a las tropas alemanas, pero nada de eso sucedió. Lo cierto es que el día 11 de octubre de 1944 se firmó el armisticio entre el gobierno húngaro y la Rusia de Stalin. El día 15, un inesperado anuncio por radio hizo saber a los desconcertados húngaros que Hungría se había rendido a los soviéticos.

Como era obvio, los nazis reaccionaron y fue así como agentes de la Gestapo, haciéndose pasar por miembros de la resistencia yugoslava, le tendieron una trampa al hijo del Regente Horthy, lo secuestraron, se lo llevaron envuelto en una alfombra hacia el aeropuerto de Budapest y lo sacaron del país con destino a un campo de concentración alemán, después de lo cual Alemania amenazó con fusilarlo si era traicionada; los tanques alemanes se tomaron las calles de Budapest; el Palacio Real fue asaltado por tropas nazis y Adolfo Hitler impuso el dominio alemán en la fugazmente sublevada Hungría. El depuesto Jefe de Estado fue arrestado y enviado prisionero a Baviera (Alemania).

TANQUE TIGER II DE LA ALEMANIA NAZI EN BUDAPEST DURANTE EL GOLPE DE ESTADO AL REGENTE MIKLÓS HORTHY (Segunda Guerra Mundial. 1944).

El nuevo gobierno instalado en Hungría era, obviamente, nazi.

No duró mucho, sin embargo. Las tropas rusas llegaron a liberar a Hungría del dominio alemán y fue entonces cuando se desencadenaron los feroces y sangrientos combates entre Alemania y la URSS en las propias calles de Budapest. El asalto soviético sobre la capital húngara culminó con la victoria de los bolcheviques el 13 de febrero de 1945.

BATALLA DE BUDAPEST. LAS TROPAS SOVIÉTICAS Y LAS ALEMANAS COMBATEN POR EL CONTROL DE HUNGRÍA. (Segunda Guerra Mundial. 1945).

BUDAPEST BOMBARDEADA (Segunda Guerra Mundial. 1945).

BUDAPEST AL FINALIZAR LOS COMBATES EN SUS CALLES ENTRE LAS TROPAS ALEMANAS Y LAS SOVIÉTICAS. [Segunda Guerra Mundial. 1945].

Finalmente, los rusos triunfaron sobre los alemanes. El tiempo vendría a demostrar, sin embargo, que no había habido la tal liberación de Hungría, sino el cambio de un dictador por otro: Hitler por Stalin.

En cuanto al Almirante Miklós Horthy, fue juzgado por los aliados en el famoso Tribunal de Nüremberg. No resultó, sin embargo, condenado como criminal de guerra. Remitido a Portugal, allí murió en 1957, es decir, al año siguiente del levantamiento húngaro contra la URSS y la consiguiente invasión militar rusa a Hungría (1956).

[CONTINUARÁ…]

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *