La matanza de los inocentes. Por Óscar Humberto Gómez Gómez.

PETER PAUL RUBENS [pintor alemán, 1577 – 1640]. Masacre de los inocentes.

Herodes el Grande gobernó Judea desde el año 40 a.C. hasta el año 4 a.C. Dado que Jesús, aunque parezca contradictorio, nació hacia el año 4 a.C. (no en el año 1 como calculó erróneamente Dionisio el Exiguo en el siglo VI), es a este rey a quien se le imputa la matanza de los niños de la comarca de Belén.

BELÉN hoy.

La matanza se habría producido a raíz de que el supersticioso rey creyó lo que le vaticinaron los magos que pasaron por su palacio en el sentido de que acababa de nacer quien habría de destronarlo; para cerciorarse de que cayera el supuesto monarca en potencia, Herodes ordenó ejecutar a todos los niños menores de dos años.

El episodio de la matanza solo encuentra su soporte en uno de los cuatro evangelios, el de san Mateo (Capítulo 2, versículos 16 a 18). En cambio, el historiador Josefo, nacido cuatro años después de la crucifixión de Jesús, (Tito Flavio Josefo, 37 a.C. – 100 d.C. aprox.), a pesar de haber desnudado toda la maldad de este monarca y narrado sus crímenes [Antigüedades judías, capítulos XV – XVII], no se refirió a tal matanza. Por ello, hay quienes aseguran que no es un hecho histórico. Para el resto, sin embargo, la sola mención del episodio en el Evangelio según san Mateo es suficiente.

JOSEFO, según un supuesto retrato suyo elaborado en la antigua Roma.

No hay que confundir a este Herodes el Grande con aquel otro Herodes que aceptó la petición de Salomé, la hija de su malvada esposa, Herodías, y mandó decapitar a san Juan Bautista. Y es que este episodio sucede cuando ya Jesús tiene más de 30 años. Recuérdese, en efecto, que Juan estaba bautizando en el río Jordán y hasta allí llegó Jesús a bautizarse, y que el bautismo de Jesús —y el inicio de su predicación— tuvo lugar cuando ya contaba con aproximadamente 30 años de edad [Evangelio según san Lucas, capítulo 3 versículo 23]. Recuérdese también que es después cuando a Jesús le llega la noticia de que Juan ha sido arrestado. Ese otro Herodes es Herodes Antipas. Ante este mismo Herodes Antipas fue que hubo de presentarse Jesús antes de la crucifixión.

No deja de llamar la atención el hecho de que hasta hace poco, la matanza de los inocentes se celebraba con un juego de bromas al cabo de las cuales el bromista le decía a su víctima, con una anchurosa sonrisa de satisfacción: “Páselo por inocente”.

Dado que Belén era un pueblo pequeño y su entorno no era muy poblado, se calcula que en la matanza habrían muerto unos 20 niños aproximadamente.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La matanza de los inocentes. Por Óscar Humberto Gómez Gómez.

  1. LEONARDO ENCISO PINILLA dijo:

    LA MITAD DE LA MASACRE DE IGUALA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *