¡Qué fácil es juzgar! Por José Manuel Guaracao González. [*]

Tirano amedrentamiento
de unos pobres miserables
por actos intolerables
objeto de un juzgamiento.

Razón de ajusticiamiento:
acallar frases confiables,
palabras desagradables
que ofenden el sentimiento

de críticos indeseables,
la flor del procedimiento,
que cual monstruos implacables

creen ver el pensamiento
de los que sienten culpables
sin ningún remordimiento.

_________

JOSÉ MANUEL GUARACAO GONZÁLEZ.— Abogado penalista y escritor santandereano. Autor del libro El Playón. (Sic) Editorial. 2010.

Esta entrada fue publicada en La pluma ajena. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *