REFLEXIÓN. Por: El Diablillo del Parnaso.

Si meten al gato preso
por evitar que un rufián
ratón se lleve mi pan
y haga fiestas con mi queso,

me haría falta a mí el seso
si no mostrara yo afán
en ver qué trato darán
al salvador que hizo eso.

Pregunto, pues, dónde están
los que lecciones nos dan
de principios en exceso,

cuando a apresar ahora van
a Umaña por ser guardián
del erario y buen sabueso.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *